Sueño volverte a ver

Libro leido: Los hijos del capitan Grant

Edad : 11 Años

Departamento : Caldas

Municipio : Risaralda

Nombre : Juan David Ospina Rojas

Los Hijos del Capitán Grant, Julio Verne. Este libro ha sido una de las historias más conmovedoras y emocionantes que he leído hasta el momento, porque nos demuestra que la esperanza no se debe perder, pues los personajes, al pasar por varias situaciones complicadas, supieron afrontarlas con mucho valor. Además de esto, comparo la historia con una realidad inmediata de mi vida: los hijos del capitán Grant sufren la ausencia de un padre que, por su trabajo, ha naufragado en el inmenso mar y es ahí donde yo como lector me involucro en la historia, pues mi padre está lejos de mí por razones de trabajo y aunque no está perdido ni es un náufrago, es una ausencia que siento demasiado en mi corazón. Pero lo bueno de mi historia es que mi madre está siempre ahí y aunque navega en un océano de dificultades, siempre ha manejado con mucha habilidad el timón de la felicidad y la esperanza, a la distancia tratamos de conservar la esencia de una familia y es ahí donde entiendo la historia y la asumo como mía. Yo tengo constante comunicación con mi padre gracias a la tecnología y no quisiera ni imaginar qué pasara, como la historia donde aquellos jóvenes no tenían ninguna noticia de aquel ser tan especial en sus vidas. De todas maneras creo que es una historia que narra perfecto la vivencia que estoy experimentando en el momento. El relato toca fibras y mueve sentimientos puesto que las aventuras que deben pasar son difíciles, cada capítulo fue un misterio que iba descubriendo a medida que avanzaba en la lectura. Me identifiqué tanto con la historia, que siempre pensaba en el sufrimiento de los hijos del capitán Grant; sin duda, debieron experimentar soledad, miedo y vacío en su casa y en sus corazones porque es lo que se siente cuando alguien que amas mucho no está presente. Todo esto fue lo que me transmitió la narración, pues me sumergí totalmente en cada capítulo al punto de creerme estar viviendo ese momento, al punto de recrear en mi mente cada escena, cada personaje, al punto de creerme protagonista, pero sin duda alguna, el sentimiento que predominó fue la alegría que sentí al descubrir el final de la historia, pues el reencuentro de la familia después de creer a un padre perdido o muerto fue un evento que marcó mi vida, pues hubieron lágrimas de felicidad al leer que todo culminó en un final feliz. Lo bueno de todo es que hay un gran capitán dirigiendo mi barco, “mi vida”, es mi madre. Solo me queda terminar mi comentario con una invitación a leer: los libros tienen magia, es la magia de sacarnos de la realidad para sumergirnos en una maravillosa fantasía, pero si nos fijamos bien, la vida real tiene mucho de historia, tristes o felices, identifiquémonos con cada cuento, con cada libro y no dejemos perder una tradición tan bonita como lo es leer.

Ver más comentarios :

Categoría 1